GUÍA DE CUIDADO PARA SUS PRENDAS


Qué hacer

- Lee siempre la etiqueta con las instrucciones de mantenimiento y lavado antes de lavar tus prendas.

- Organiza tu colada en grupos con instrucciones de lavado similares y sepáralos por color (blanco, oscuro y color).

- La temperatura de lavado de la etiqueta es la máxima temperatura permitida. Si no lo tienes claro, lava las prendas siempre a una temperatura más baja.

- Da siempre la vuelta a las prendas antes de lavarlas.

 

Qué no hacer

- Evita usar mucho detergente.

- No uses detergentes que contengan lejía.

- No metas las prendas en la secadora salvo que lo indique la etiqueta.

- No planches los estampados, ni los embellecimientos o adornos.

- No dejes en remojo las prendas blancas o con colores que contrasten durante largos periodos de tiempo.

- Las prendas con partes metálicas no deben ponerse a remojo.

 

Calzado

- Recomendamos tratar el ante y el cuero con un producto protector antes de usar.

- Un cepillo para el ante ayudará a mantener la lanilla y el ante como nuevos.

- Si tus zapatos se mojan, rellénalos con papel de periódico y déjalos secar de forma natural, lejos de cualquier fuente de calor. Esto evitará que los materiales se sequen y agrieten.

- A menos que se indique lo contrario en la etiqueta, las zapatillas de deporte y los zapatos de tela no deberían meterse en la lavadora.

- Si se manchan, déjalos secar y quita las manchas con un cepillo limpio o un trapo.

- Para productos con tacones, revisa las tapas (las bases de los tacones) regularmente y, cuando estas empiecen a desgastarse, llévalos a un buen zapatero y reemplázalas para evitar resbalones y cualquier daño a ti o a los zapatos.

- Siempre que adquieras productos de cuero  recuerda que este es un producto natural y puede que haya variaciones en colores y acabado entre distintas unidades de la misma prenda.